CIRUGÍA POR DESPRENDIMIENTO DE RETINA

El desprendimiento de retina describe una situación de emergencia en la cual una capa delgada de tejido (la retina) en la parte posterior del ojo se aparta de su posición normal. El desprendimiento de retina separa las células retinianas de la capa de vasos sanguíneos que proporcionan oxígeno y alimento al ojo.  Por lo tanto, mientras más tiempo pasa en este estado, mayor es el riesgo de pérdida permanente de la visión en el ojo afectado. Los síntomas de advertencia de desprendimiento de retina incluyen la aparición repentina de flotadores y destellos y la reducción de la visión. Es importante ponerse en contacto con un oftalmólogo especializado del Centro de Oftalmología Panavisión de inmediato, ya que puede ayudarle a salvar su visión.

DIAGNÓSTICO

El médico puede utilizar los siguientes exámenes, instrumentos y procedimientos para diagnosticar el desprendimiento de la retina:

Examen de retina.  Utilizando un instrumento con una luz brillante y un lente especial, llamado oftalmoscopio, el médico examinará la parte posterior del ojo, principalmente la retina. El oftalmoscopio proporciona una visión muy detallada que permite que el doctor vea cualquier agujero, desgarros o desprendimientos.

Imágenes por ultrasonido. El doctor puede también utilizar este examen si se ha producido sangrado en el ojo, lo que dificultaría la revisión de la retina.

 

Es probable que su médico examine ambos ojos, incluso si usted tiene síntomas en sólo uno. Si no se identifica indicio de desgarro o desprendimiento en esta visita, el médico puede pedirle que regrese en 4-6 semanas para confirmar que en su ojo no ha desarrollado un desgarro tardío como resultado de la misma separación vítrea. Es importante estar pendiente a nuevos síntomas ya que, de presentarse nuevos padecimientos, es importante que contacte a su médico de inmediato

TRATAMIENTO

La cirugía se utiliza casi siempre para reparar un desgarro, un agujero o un desprendimiento de la retina. Hay varias técnicas disponibles. Su oftalmólogo le presentará los riesgos y beneficios de sus opciones de tratamiento. Juntos, podrán determinar qué procedimiento o combinación de procedimientos es el mejor para usted. La cirugía se utiliza casi siempre para reparar un rasgón, un agujero o un desprendimiento de la retina. Hay varias técnicas disponibles. Su oftalmólogo le presentará los riesgos y beneficios de sus opciones de tratamiento. Juntos, podrán determinar qué procedimiento o combinación de procedimientos es el mejor para usted.

CONGELACIÓN (CRIOPEXIA)

 

Después de darle un anestésico local para adormecer su ojo, el cirujano aplica una sonda de congelación a la superficie exterior del ojo directamente sobre el desgarro. La congelación causa una cicatriz que ayuda a asegurar la retina a la pared ocular.

Ambos procedimientos se realizan de manera ambulatoria. Después de su procedimiento, es probable que se le aconseje evitar las actividades físicas, como correr o hacer ejercicio, durante un par de semanas.

CIRUGÍA LÁSER (FOTOCOAGULACIÓN)

 

El cirujano dirige un rayo láser en el ojo a través de la pupila. El láser hace quemaduras alrededor del desgarro retiniano, creando cicatrices que usualmente "sueldan" la retina a los tejidos subyacentes.

¿Tiene preguntas?

  • Grey Facebook Icon

© 2018 Panavisión, S. A.